Dos palabras describen actualmente a Colombia como referente turístico: “Realismo mágico”. Tienen toda la razón, aunque hoy nosotros nos sentimos en un “sueño realista”. Nos sentimos así porque estamos a punto de embarcar en un viaje de cuatro días, hacia mi segunda aventura como Blogger de AEGVE y no podría estar más feliz…

¿Nos encandilará su magia? ¿O será su música? ¿Quizás sus gentes? ¿O su sonrisa única?

El nuevo vuelo directo a Bogotá de Air Europa, su Boeing 787 Dreamliner, nos espera. Pero no sin antes sorprendernos con su agradable zona Cibeles VIP Lounge, muy nueva, amplia y cuidada. Hay extensa cantidad de platos y bebidas para elegir mientras disfrutas de las impresionantes vistas que dan a la pista y sus aviones. Y es que yo, aunque suene muy simple, nunca había experimentado la zona VIP de un aeropuerto. Como si de una cabina de pilotos gigante se tratara… Estaba dispuesta a salir volando de ilusión.

img_0623

“…Pasajeros del vuelo a Bogotá, embarquen por favor…”

Las casi diez horas de vuelo no fueron nada aburridas. Probamos y experimentamos las nuevas funcionalidades del avión, como las ventanillas ajustables con cinco niveles de opacidad nada más apretando un botón. Y mientras unos leían o dormían, otros disfrutaban de un maratón de películas o de agradables charlas y picoteo.

A nuestra llegada, la nublada ciudad de Bogotá nos recibe con los brazos abiertos en el Hotel NH Collection Teleport Royal. Un cinco estrellas con spa, gimnasio y renovadas salas de reuniones, que nos sorprende con sus aguas de frutas, bombones y una acogedora y moderna habitación en la que las vistas no pasan desapercibidas. Otra vez sintiéndome “como en la cabina de un piloto a punto de manejar un avión”. El mejor lugar en el que descansar y reponer fuerzas para nuestros ajetreados y emocionantes días en Colombia…

img_0630

El despertador suena y es viernes, nuestro primer día. A las 7 de la mañana tenemos el placer de probar la joya de la corona del hotel: su zona de desayunos. Por un lado, el ambiente y la terraza nos hacen sentir como si estuviéramos en medio de la selva, rodeados de plantas, humedad, lluvia, fuegos… Y, por otro, cuentan con infinidad de posibilidades entre las que elegir: Una barra dedicada a todo tipo de frutas exóticas, zumos, jugos y aguas naturales; Un chef muy amable que cocina unas riquísimas tortillas; Panes de todos los tipos y colores, productos típicos colombianos y hasta fruta con una fuente de chocolate para los más dulces. Era hora del tinto y necesitábamos uno bien cargadito (“tinto” en colombiano es “café solo”). Y es que el desayuno es mi momento favorito del día…

Entonces, ¿qué mejor que disfrutar de un “desayuno con diamantes”?

img_0620

Más tarde, Procolombia, NH Hoteles y Sukses (Panamericana de Viajes) nos ponen al tanto de su oferta tanto para el sector Business Travel como para el turístico en Colombia “a través de sus ojos”. Por un lado, Procolombia nos explica la importancia española de inversiones en Colombia: España es el país europeo que más invierte en el país. También nos comenta el gran apoyo que dan a las empresas que quieran venir a Colombia por cualquier motivo. Por su parte, NH Hoteles nos muestra la presencia actual y futura que tiene la cadena en el país y en Latinoamérica, toda ella adaptada a las necesidades del turismo de negocios. Y Panamericana de Viajes nos presenta su marca Sukses, dedicada al sector MICE: reuniones, congresos, conferencias para grupos reducidos o más numerosos.

Después de esta breve introducción, era hora de probar el cómodo servicio de transfers de Panamericana (junto con nuestro guía acompañante, Tofos) y ponemos rumbo a Zipaquirá para visitar la Catedral de Sal. El trayecto tendría que ser lo más cómodo posible, ya que Bogotá y sus “trancones” (atascos) son algo aparte. No cuentan con un sistema de transporte público más allá que el de los autobuses, así que podréis imaginaros lo que se puede llegar a tardar en hora punta recorrer tres manzanas…

fullsizerender

Y así fue. Después de hacer una parada en el mercado de las flores, llegamos a Zipaquirá con nuestro simpático guía, quien hace que nuestros trayectos sean de lo más interesantes poniéndonos al corriente de todas las palabras, sitios para conocer o dichos que debemos saber. Como el de “Chontaduro maduro, muchachito seguro”, fruto al que se le atribuyen propiedades afrodisíacas.

Zipaquirá (Zipa-, “padre”; -quirá, “poblado”) es la primera maravilla de Colombia, situada en el departamento de Cundinamarca, la cual se conoce por su mina de sal. En su interior hay una rica colección artística, compuesta de esculturas de sal y mármol que atraen la atención del turista por el sentido religioso que tiene. Podríamos decir que en ella “no todo lo que parece, es”, ya que juega con los efectos ópticos de los bordes, formas y colores. Contiene la cruz tallada bajo tierra más grande del mundo y, como dato curioso, es visitada por un 64% de mujeres y un 36% de hombres.

img_0622

Cruces, túneles, escaleras, rampas, esculturas, arriba, abajo… Al encontrarnos a tanta altura y bajo tierra, el cuerpo se cansa más deprisa. Así que llega la hora de la comida y, ¿qué mejor que un buen ajiaco para recuperar energía? Acompañados y amenizados por un grupo de música local, la comida sabe mejor. Aunque algunos éramos más fans del ajiaco que otros…

Para bajar la comida, ponemos rumbo a Bogotá a realizar inspecciones de diferentes hoteles. La primera visita es al Hotel Cosmos 100, de 300 habitaciones y 22 salones con una capacidad máxima de 700 pax. Cuenta con una piscina climatizada en el rooftop y todos los servicios para formar una estancia perfecta, sobre todo a nivel de negocios.

Hotel Casa Dann nos hace disfrutar de una riquísima cena típica en sus instalaciones, perfectas para reuniones. 326 habitaciones, 13 salones con capacidad máxima de 2,300 pax, dos restaurantes y un spa. Buena ubicación en un barrio tranquilo con posibilidades de restauración y compras.

Pero solo era el día el que terminaba, porque la noche comenzaba… Incluso habiendo volado 10 horas y un día repleto de excursiones, teníamos fuerzas para visitar el conocido Gaira Café, propiedad de Carlos Vives. Era hora de relajarse (o más bien animarse más aún) con su espectáculo de música teatralizado. Diferente y único, en el que algunos valientes se atrevieron a bailar…

Continuará…

 

Luisa Koefoed
Blogger
www.biztravelblog.com
instagram.com/biztravelblog

 

Un comentario

  1. Antonio dice:

    Seré realista .. una enviada sana de un viaje de ensueño.
    Me alegro de tan bonito regalo para los sentidos que habéis recibido y hay que dar las sinceras gracias a Air Europa que, junto con Valinor, ProColombia, Panamericana de Viajes y nuestros amigos NH Hoteles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Socios Fundadores

 

Socios Colaboradores

   

Socio Consultor

Entidad Colaboradora

 

© 2017 - AEGVE
Asociación Española Gestores Viajes Empresas
AVISO LEGAL